Problemas Digestivos

Comer alimentos inadecuados, en exceso, sin tener en cuenta las combinaciones de alimentos, sin respetar el hambre real y comer para paliar emociones o resolver conflictos, son algunas de las principales, aunque no las únicas causas de la indigestión y de la gastritis crónica

Un exceso de trabajo, falta de sueño, de descanso, excitación,  estrés emocional, etc., provocan indigestión al disminuir la capacidad nerviosa para mantener un funcionamiento normal.

Debemos entender que cualquier acto, hábito o indulgencia que disminuya los poderes funcionales, es decir, cualquier cosa que provoque enervación, disminuirá la función digestiva y preparará el terreno para la evolución de la gastritis crónica y otros malestares digestivos.

Quizá ningún estado de salud deteriorado responda mejor ante el descanso fisiológico como los trastornos digestivosNo habría ni que decir que deberían eliminarse todas las causas de enervación, de mala digestión y de irritación estomacal. Mientras se mantengan las causas, no es posible ninguna recuperación. 

Los Trastornos Digestivos, pueden mejorar considerablemente una vez se elimina el exceso de toxicidad interna, se toma conciencia de la causa y se corrige el estilo de vida desvitalizante, permitiendo así, que el cuerpo que restablezca su equilibrio interno.

En el Centro Higienista de Madrid, te ayudamos a detectar las posibles causas de tu trastorno digestivo y a generar una estrategia personalizada con objetivos concretos que te lleven a modificar los hábitos de vida enervantes y a realizar un descanso digestivo que permita al cuerpo desencadenar su homeostasis interna que tiende al restablecimiento de la mucosa digestiva deteriorada.

Solicita una Consulta 

Si padeces de algún trastorno digestivo y quieres mejorar tu calidad de vida, solicita una primera consulta gratuita rellenando este formulario y nos pondremos en contacto contigo:

Responsable del tratamiento: Centro Higienista de Madrid, S.L. Finalidad: Envío de la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad.