La función deprimida del páncreas en la secreción de insulina es realmente un síntoma de toxicosis general. El cuerpo trabaja como una unidad. Si un órgano está alterado, todos los demás funcionan por debajo de lo normal.

La diabetes, como otras enfermedades, se desarrolla debido a hábitos insanos de excesos y deficiencias que ocasionan enervación y toxemia durante un cierto periodo de tiempo. No surge repentinamente.

Una dieta alta en carbohidratos refinados a menudo ocasiona diabetes ya que el páncreas termina enervándose debido al constante estrés y uso excesivo. Comer en exceso sobrecarga de trabajo al páncreas al igual que a los demás órganos deteriorando la función del órgano y provocando la insuficiencia pancreática.

Sin embargo, la sobrealimentación de carbohidratos refinados no es la única causa del deterioro del páncreas. Cualquier cosa que produzca enervación tales como tabaco, café, chocolate, alcohol, refrescos, pérdida de sueño, trabajo excesivo, sobrealimentación general, emociones mal gestionadas, etc. daña la función orgánica en general, incluyendo la función pancreática.

El Dr. Shelton explica que una vez que una persona se ha enervado, la recuperación de la energía nerviosa necesaria para la curación requiere la conservación de energía y la supresión de todas las influencias enervantes. Dice que la alimentación inadecuada es indudablemente un factor importante en la causalidad de la diabetes, pero la mayoría de los diabéticos tienen muchos otros hábitos insanos que deben corregirse.

Aunque un Programa de Desintoxicación (ver Programa Detox) es de gran valor en la diabetes, es más importante que el diabético aprenda qué alimentos puede tomar, conozca sus limitaciones y aprenda a vivir de forma adecuada. La recuperación sólo puede ocurrir después de que la causa ha sido suprimida y el Programa Detox, no es más que una parte del proceso de supresión de la causa.

Un único factor no causará diabetes sino que es el efecto total de nuestro estilo de vida lo que afecta nuestra salud. Pudo haber empezado con la inadecuada selección de los alimentos, junto con una falta de descanso o ejercicio, un periodo de estrés u otros factores enervantes y continúa empeorando a medida que se persiste en estos malos hábitos.

La recuperación depende de la cantidad de tejido funcionante que quede en el páncreas. Afortunadamente, el páncreas, como todos los demás órganos del cuerpo, posee una gran capacidad de funcionamiento por encima de lo necesario para las actividades ordinarias de la vida, de modo que incluso después de que parte de los Islotes de Lagerhans hayan sido destruidos, los que queden serán capaces de funcionar suficientemente para satisfacer las necesidades regulares de la vida, con tal de que las causas del deterioro sean suprimidas y se les dé la oportunidad de recobrar la salud.

Cuando los órganos no son destruidos más allá de la reparación, el descanso, el equilibrio, el auto-control, y una dieta restringida y apropiada restablecerán el funcionamiento normal. Las causas subyacentes deben buscarse. Más allá de tratar los síntomas, debe empezarse a corregir los errores que hay detrás estos síntomas.

Si tienes Diabetes y quieres normalizar esta situación, solicita una primera consulta gratuita y estudiaremos tu caso personal.

Comparte este artículo