Introducción

La “salud” vendida en píldoras puede parecer más fácil, que la búsqueda y abolición de las verdaderas causas de enfermedad pero debemos de comprender que los remedios paliativos solo alivian nuestro malestar pero no curan. Estos, van dirigidos a los síntomas de la enfermedad sin tener en cuenta las verdaderas causas de ésta.

En la Práctica, el tratamiento paliativo que ofrece la medicina oficial así como la mayoría de las terapias alternativas y el tratamiento curativo (que le corresponde al cuerpo cuando le damos la oportunidad de restablecerse al detectar las causa y modificarla los hábitos de vida) van de la mano y pueden conjugar entre sí siempre y cuando no nos olvidemos de hacer los cambios oportunos que nos llevaron a nuestros trastornos.

{

«La razón principal del fracaso de la ciencia moderna reside en que trata los síntomas en vez de las causas.»

Edward Bach – 1912

Es por ello, que pesar de este aparente progreso científico y a las promesas de panaceas, nos encontramos con una realidad muy diferente. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor o echar un vistazo a las recientes estadísticas sobre el aumento alarmante de la enfermedad en lo últimos años y el pronóstico futuro para darnos cuenta de que algo no está funcionando. Sería interesante que nos pararnos a reflexionar sobre ¿Qué está pasando? ¿Por qué a pesar de los avances tan impresionantes que hemos alcanzado a nivel tecnológico y diferentes áreas de la medicina entre otros, no sucede lo mismo a la hora de disminuir la enfermedad?

No nos dejemos engañar por el aumento de la esperanza de vida ya que al disminuir la mortalidad infantil y mejorar la higiene causante de muchas enfermedades del pasado, aumenta la media de esperanza de vida. Pero una cosa es vivir más y otra mejor. Aunque vivimos más años, la enfermedad crónica aparece antes y hay un aumento considerable en las últimas décadas.

Veamos lo que dicen las estadísticas:

Estadística sobre la enfermedad

(Click para descargar documento)

Lo que necesita el mundo de forma inmediata es un nuevo concepto de salud. Es necesario y urgente dar una nueva orientación al concepto que nos hemos visto inducido aceptar durante muchas generaciones.

¿Dónde están los que enseñan a las personas cómo prevenir la enfermedad construyendo hábitos de vida saludables, a armonizarse con la naturaleza y sus ritmos, a escuchar el lenguaje del cuerpo y sus emociones?

La sanación siempre ha sido y será un proceso biológico innato en el ser humano. Solamente cuando no seguimos los requisitos de la salud a través de hábitos de vida afines a nuestras adaptaciones biológicas, y no satisfacemos las necesidades de nuestro cuerpo físico y mental, nuestra energía vital disminuye y es cuando la enfermedad se desarrolla.

{

“El médico del futuro no dará medicina, pero interesará a sus pacientes en el cuidado del marco humano, en la dieta y en la causa y prevención de las enfermedad.”

Thomas Edison

Articulo “La Ingeniería de la vida”

(Click para descargar documento)