El estreñimiento se caracteriza por la dificultad o infrecuencia del paso de las heces. Con una dieta natural basada en frutas, verduras, frutos secos y semillas, no se generará estreñimiento. Ni siquiera tendrás que pensar sobre ello. Cuando tu salud es normal, todo tu sistema funciona con normalidad, incluyendo los intestinos.

El estreñimiento agudo provoca un cambio definitivo de los hábitos intestinales. Si padeces estreñimiento, deberías examinar tu dieta y tu estilo de vida y corregir aquellos errores que provocan esta afección. Algunos fármacos también provocan estreñimiento debido a los efectos debilitadores que tienen sobre el organismo, en especial el efecto paralizador que ejercen sobre los nervios peristálticos.

El estreñimiento crónico se traduce en un abuso continuado y en una debilidad sistémica general. Como todas las enfermedades, el estreñimiento no debería tratarse sintomáticamente, sino que debemos mejorar el estilo de vida, con lo que disfrutaremos de un mejor estado general de salud y conseguiremos que sea el propio cuerpo el que corrija el estreñimiento. Si sigues una dieta natural de frutas, etc., no tendrás que preocuparte de si obtienes suficiente fibra, electrolitos y agua, porque todos estos alimentos los contienen en las cantidades adecuadas para disfrutar de una salud exuberante.

Los problemas más graves surgen cuando, para remediar este trastorno, se toma cualquier clase de fármaco.

 Fibra. Elementos con fibra como el salvado, se suelen administrar para el estreñimiento crónico. Aunque estas sustancias son menos tóxicas que otros fármacos que se administran con el mismo propósito, irritan bastante la mucosa intestinal. Se recetan por sus efectos naturales y porque no crean adicción. ¿Por qué tomar sustancia alguna para conseguir efectos naturales cuando se pueden conseguir mejores resultados de forma natural? Es decir, con una dieta natural. Las sustancias con fibra, aunque por sí mismas no crean adicción, pueden, sin embargo, convertirse en un hábito si la persona, en vez de primero intentar corregir las causas que provocan el estreñimiento, depende de estas sustancias. Tomar sustancias con fibra no elimina la causa y no genera salud.

Laxantes y catárticos: Interfieren en la absorción de los nutrientes alimenticios. Estos fármacos provocan rápidos movimientos peristálticos del tracto digestivo y, normalmente, los alimentos se fragmentan más lejos del lugar óptimo para su absorción. Los laxantes y catárticos se dividen en varias clases:

  • Agentes humectantes (laxantes detersorios): Ablandan las heces al incrementar la capacidad de empapar que tiene el agua intestinal. Rompen las barreras de la superficie, permitiendo que el agua entre en la masa fecal, la ablande y aumente su volumen. El aceite mineral es un ejemplo de agente humectante. Este aceite disminuye la absorción de las vitaminas solubles en grasa, como las vitaminas A y E. Si se toma el aceite mineral durante un largo periodo de tiempo pueden surgir graves deficiencias vitamínicas.
  • Sustancias osmóticas o catárticos salinos: Se utilizan con el fin de preparar a los pacientes para alguna técnica de diagnóstico intestinal y, en ocasiones, como terapia para las infecciones por parásitos. Contienen iones polivalentes que se absorben muy mal (fosfato, magnesio, sulfato) y/o carbohidratos (lactosa, sorbitol). El fosfato y el magnesio inorgánicos son parcialmente absorbidos y pueden ser perjudiciales, en especial en aquellos casos de insuficiencia renal. El sodio que se encuentra en estas preparaciones también es perjudicial. Estos fármacos también alteran el equilibrio de los fluidos y electrólitos.
  • Secretores o estimulantes: Como el sen y sus derivados; cáscara sagrada; fenolftaleína; bisacodil; y el aceite de ricino irritan la mucosa intestinal y provocan una estimulación nerviosa. Si se utilizan durante mucho tiempo, se puede producir una degeneración de los nervios del colon, así como el síndrome de intestinos vagos. Disminuyen los movimientos peristálticos de los intestinos y la persona descubre que tiene que tomar estos fármacos con más frecuencia para poder tener movimientos intestinales diarios. También provocan graves desequilibrios de fluidos y electrolitos.

La solución más fácil ante el estreñimiento es vivir de forma natural. Cuando uno come alimentos naturales, hace ejercicio cada día, descansa lo suficiente, etc., la acción intestinal será normal.

 Si tienes problemas de estreñimiento y quieres normalizar esta situación, solicita una primera consulta gratuita.

Si te gustó el artículo, regístrate para recibir otros.

[mc4wp_form id=»2651″]

Comparte este artículo