Crisis Personales

La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. Nos sirven para cancelar una etapa e inaugurar otra.

Si te alejas demasiado de la vida que en realidad es la más adecuada para ti, algo en tu interior te irá diciendo que deberías regresar al estilo de vida que te es más propicio. Una crisis nos ayuda a tomar conciencia de viejos hábitos que no funcionan y a entender que el estilo de vida que hasta el momento hemos llevado ya ha llegado a su fin. Eso son las crisis, oportunidades, invitaciones a examinar nuestra vida y cambiarla.

Muchas personas no son capaces de ver una realidad ni enfrentarse a ella hasta que se ven forzados por la crisis. Estas, aunque atemorizan, abren nuevos caminos, otras posibilidades y encuentros inesperados. Detrás de la crisis se encuentra el cambio, y más allá del cambio, una mejor forma de vivir.

Algunas de las posibles causas que nos llevan a un estado de crisis personal tiene que ver con: un estilo de vida desordenado y desvitalizante que nos ocasiona un déficit de energía para afrontar situaciones, dificultad de adaptación a los cambios, llevar una vida que no es coherente a nuestro sentir, alguna pérdida significativa, creencias y pensamientos irracionales, falta de aceptación y comprensión, etc.

Una crisis puede servirte para:

  • Volver a ti mismo cuando te has desconectado de lo que en realidad es importante para ti.
  • Introducir cambios difíciles que, en circunstancias normales no te atreverías a hacer o te sentirías culpable.
  • Pararte a reflexionar acerca de tu vida y no seguir engañándote.
  • Comprender cosas que has estado haciendo y que han demostrado no funcionar.
  • Acercarte de nuevo a personas que habías dejado de lado.

El dolor y ansiedad que genera la crisis suele ser algo valioso, algo que si aliviamos, paralizamos o reprimimos provocará la pérdida de motivación o entereza necesaria para lograr esos cambios grandes y significativos pendientes desde hace tanto tiempo. Permanecer en la crisis y con el consiguiente dolor, proporciona energía y motivación para enfrentarse a lo que en otras circunstancias puede ser muy duro.

El Higienismo nos ayuda a ir identificando las causas implícitas que nos han llevado a este estado de crisis personal y ver hasta dónde depende de nosotros hacer algo o no. Aunque las crisis tienen su propio ritmo y tiempo, con la ayuda adecuada, podemos hacer que este proceso no nos desborde y además comprender que es necesaria para un cambio de vida más acorde con nosotros que nos traerá mayor bienestar.

Formulario de contacto

Si estas pasando por una situación de crisis personal y ello te está desvitalizando porque no ves solución, ponte en contacto con nosotros y solicita una consulta gratuita rellenando este formulario:

Responsable del tratamiento: Centro Higienista de Madrid, S.L. Finalidad: Envío de la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad.