Problemas Respiratorios

Los trastornos respiratorios son además de la predisposición genética, el resultado de un modo de vida enervante que hace que el cuerpo acumule en los tejidos productos de desecho más allá del umbral de tolerancia. Llegado a este punto, el organismo llevará a cabo un esfuerzo para expulsarlos a través de los diversos canales y entre ellos los pulmones y las membranas mucosas, 

La causa principal del espasmo bronquial llamado no es más que una irritación, directa o reflejada, de las terminaciones del nervio vago que llega a los bronquios. El efecto irritante que producen las toxinas sobre el nervio vago origina una hipertonicidad en dicha zona, causando el espasmo.

Las personas alérgicas están experimentando una «crisis curativa» constante a través de las membranas mucosas de la nariz, la garganta, los bronquios o través de la piel. Las toxinas que son eliminadas a través de esta ruta sensibilizan estos órganos de modo que los diferentes detonantes inician una reacción defensiva como estornudos, eczemas, nariz congestionada, etc.

No es el polen, las plantas, el polvo o los animales la causa principal sino solo posibles factores que pueden desencadenar la alergia. Son los errores que implican un incorrecto estilo de vida, la consecuente desvitalización del organismo y una acumulación de toxicidad los que crearon esta sensibilidad y es sólo mediante la corrección de estos errores cuando la salud será restablecida otra vez.

Esto se aplica también a los alimentos. Si un alimento natural que está adaptado a nuestra fisiología ocasiona una alergia determinada; entonces el problema no es el alimento en cuestión sino un exceso de toxicosis interna y una mucosa digestiva e intestinal deteriorada. En este caso hay que restablecer esa mucosa a través del descanso digestivo y la reducción de factores enervantes en nuestra vida.

En todos los casos, los trastornos respiratorios mejorarán cuando la química incorrecta del cuerpo haya sido corregida.

La mayoría de los enfermos broncopulmonares tienen catarro crónico y lo han tenido durante muchos años, incluso antes de manifestar señales de sensibilidad. El estilo de vida, la alimentación, los tóxicos, el estrés y los trastornos emocionales pueden ser los factores subyacentes en el desarrollo de estos trastornos.

Como consecuencia de la contracción de los conductos alveolares y bronquiales de los pulmones, el aire no puede llegar a la región pulmonar, lo que impide la oxigenación y purificación de la sangre.

Un medicamento que tenga el suficiente poder para “actuar” sobre los nervios de los bronquios y que provoque una relajación del espasmo bronquial permitirá una mejora de forma temporal. Esta mejora es sólo paliativa, ya que la intoxicación y la irritación todavía permanecen en el interior del organismo, y tan pronto como el efecto del medicamento desaparezca, volverá el trastorno..

En la persona con problemas respiratorios suele haber un precedente de desobediencia de las leyes de la vida que le ha llevado a un estado de toxicosis interno mucho antes de que tenga los primeros brotes de la enfermedad.

Los Trastornos Respiratorios, pueden mejorar considerablemente una vez se elimina el exceso de toxicidad interna (ver Programa Detox), se toma conciencia de la causa  y se corrige el estilo de vida desvitalizante, permitiendo así, que el cuerpo que restablezca su equilibrio interno.

Formulario de contacto

Si tienes problemas de Asma, y quieres mejorar tu calidad de vida, solicita una primera consulta gratuita rellenando este formulario y nos pondremos en contacto contigo:

Responsable del tratamiento: Centro Higienista de Madrid, S.L. Finalidad: Envío de la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad.