Problemas Digestivos

Eructos gaseosos, ardores, mal sabor de boca, mal aliento, malestar estomacal, a menudo dolor frontal de cabeza, diarrea o estreñimiento, debilidad y una sensación de vacío, poco apetito o ninguno en absoluto, sensación de pesadez, hinchazón después de comer, etc. Cuando todos estos síntomas se suceden, a menudo durante años, hacen la vida insoportable.

La costumbre casi universal de comer en exceso, de comer a todas horas, durante el día y la noche, de comer alimentos inadecuados, y combinaciones inadecuadas son algunas de las principales, aunque no las únicas, causas de la indigestión y de la gastritis crónica. El estómago humano casi siempre está sobrecargado por el exceso de comida y por comer de tal forma y en tales condiciones que la digestión se hace muy lenta y el sistema digestivo no descansa lo suficiente entre una comida y otra.

Un exceso de trabajo, falta de sueño, de descanso, excitación, deficiencias alimenticias, el estrés emocional, etc., provocan indigestión al disminuir la capacidad nerviosa para mantener un funcionamiento normal.

Debemos entender que cualquier acto, hábito o indulgencia que disminuya los poderes funcionales, es decir, cualquier cosa que provoque enervación, disminuirá la función digestiva y preparará el terreno para la evolución de la gastritis crónica y otros malestares digestivos.

Quizá ningún estado de salud deteriorado responda mejor ante el descanso fisiológico como los trastornos digestivos.

No habría ni que decir que deberían eliminarse todas las causas de enervación, de mala digestión y de irritación estomacal. Mientras se mantengan las causas, no es posible ninguna recuperación. Si eliminamos o reducimos considerablemente las causas y proporcionamos al estómago discapacitado el descanso que necesita, él mismo reparará sus daños, recuperará las fuerzas y comenzará de nuevo a funcionar con normalidad. Los trastornos digestivos evolucionan a crónicos porque nunca se eliminan las causas que provocan los síntomas.

Los Trastornos Digestivos, pueden mejorar considerablemente una vez se elimina el exceso de toxicidad interna (ver Programa Detox), se toma conciencia de la causa y se corrige el estilo de vida desvitalizante, permitiendo así, que el cuerpo que restablezca su equilibrio interno.

Formulario de contacto

Si padeces de algún trastorno digestivo de los mencionados y quieres mejorar tu calidad de vida, solicita una primera consulta gratuita rellenando este formulario y nos pondremos en contacto contigo:

Responsable del tratamiento: Centro Higienista de Madrid, S.L. Finalidad: Envío de la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad.